Asanas, qué son y tipos.

Seguramente en este mundo tan accesible y fácil de información ya habréis oído de la boca de alguna persona o leído en algún sitio la palabra asana o postura de Yoga. Si buscáis en la página de Wikipedia ésta página nos definirá la palabra asana como postura, sin embargo si leemos algún  libro de Yoga, entonces explicarán que las asanas son poses o posturas específicas del cuerpo que limpian los canales de energía y equilibran el flujo de la misma en el organismo, generando estabilidad física, mental y emocional; y además que la práctica habitual de las asanas nos aporta a nivel físico ligereza y fuerza, flexibilidad, resistencia y en consecuencia una mayor SALUD.

Las claves para realizar una asana son la lentitud de movimiento al entrar y salir de una postura, la fase estática, la respiración lenta consciente y la atención mental en un estado de alerta en lo que está sucediendo. Dicho de otra forma deben de realizarse con consciencia y sin esfuerzo, buscando la calma y comodidad al mismo tiempo que se sostiene un ritmo de respiración adecuada en cada una de ellas.

 

yoga-153436_1280-1

” La práctica de una asana conduce al cuerpo a un estado de estabilidad, libera de enfermedad y aporta ligereza al propio ser”. B.K.S Iyengar.

 

Estas asanas o posturas se pueden clasificar de la siguiente manera dependiendo del tipo de movimiento que se realice en cada una de ellas.

1. Invertidas:

– Son posturas en las que se invierten la posición habitual del cuerpo, de forma que la cabeza permanece en el suelo y el resto del cuerpo por encima de ella. Ejemplo. Postura de la vela.

– Son muy beneficiosas para el corazón, el sistema circulatorio, la irrigación al cerebro y el estímulo de las glándulas de la garganta y cabeza (pineal, hipófisis y tiroides) y mejoran la hipotensión aguda.

– Masajean el cuello estirando sus vértebras, eliminan tensiones de las vísceras abdominales y las masajean, previenen y mejoran las varices, abren y descongestionan las vías respiratorias previniendo y combatiendo catarros nasales y bronquitis.

 

 2. Semi-invertidas.

– Son las posturas que mantienen la cabeza más baja que el corazón, pero no las piernas que permanecen en el suelo. Por ejemplo: Postura del semi puente.

– Aportan los mismos beneficios que las posturas invertidas menos lo referido a las piernas.

 

Semi puente

 

3. Flexión hacia delante:

– Son las posturas en las que el principal movimiento del tronco y de la cabeza se realizan hacia delante. Por ejemplo: Pinza hacia delante con pierna doblada sentados.

– Aportan un masaje a la zona abdominal beneficiando todas las víscera y mejorando sus funciones, estiran la musculatura de la espalda aportando flexibilidad en ella, estabilizan la acción cardíaca, ejercen un efecto sedante en el sistema nervioso combatiendo la ansiedad, el insomnio, el estrés, la tensión, etc.

 

Pinza hacia delante con pierna doblada

 

4. Flexión lateral:

– Son las posturas en el que el movimiento de la cabeza y el tronco se realiza hacia los lados. Ejemplo: Postura del triángulo de pie.

– Masajean y benefician el bazo, páncreas, riñones, próstata, hígado e intestinos, combaten la rigidez de la columna, flexibilizan las rodillas y músculos laterales posteriores de las pierna, el cuello y costados.

– Actúan de forma beneficiosa sobre los nervios de la espalda y médula espinal.

 

5. Torsión espinal:

– Son posturas en el que el principal movimiento de la columna es girar a derecha e izquierda. Por ejemplo: Postura de torsión difícil sentados.

– Ejercen un poderoso masaje sobre los órganos abdominales activando su desintoxicación y depuración profunda.

– Combaten el estreñimiento, la rigidez de los glúteos, piernas, hombros y cuello, y eliminan la tensión neuromuscular.

– Previenen contra trastornos como el lumbago, ciática, artritis o reuma y mejoran especialmente el aparato digestivo.

 

torsion sentados

 

Las posturas de Yoga también se pueden clasificar según sea la posición inicial en la que nos encontramos antes de realizar una asana, así pues tendremos asanas de pie, de rodillas, en roca, en flor de loto o sentados, en vaca, boca arriba y boca abajo. Esta clasificación ya la explicaré más adelante en alguna otra entrada…..

Hasta la próxima amig@s!!!!

Namasté.
Rosa.
724 palabras seleccionadas / 724 palabras
Anuncios

2 comentarios sobre “Asanas, qué son y tipos.

  1. En primer lugar enhorabuena por la creación del blog!
    Me gusta ver en una misma página las diferentes posturas y para lo que sirve cada una con el ejemplo incluido en foto.
    de vez en cuando hago posturas en mi casa pero no sabía para que servían ahora con esto me puedo ir fijando y así estoy más atenta a lo que hago.
    Gracias!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Carmen por tu intervención y opinión, siempre un comentario es de gran ayuda para saber que necesidades quedan cubiertas por los seguidores, cuáles todavía están pendientes de cubrir y que errores se pueden modificar; de este modo sirven de una guía muy válida para la continuación en la elaboración del blog. Un saludo Carmen.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s